Historia

La Fundación Alma Perruna nace el día 24 de julio de 2015 con el rescate de Noah, en el barrio Paraíso de la localidad de Ciudad Bolívar en Bogotá por la fundadora y directora Carolina García. Este día, la fundación se enfrentó a una realidad desconocida de abandono, maltrato e indiferencia total hacia los perros de la calle, lo cual nos motivo a dar inicio a la labor que continuamos haciendo a diario.  

Somos una fundación sin ánimo de lucro que por medio de jornadas de esterilización pretendemos evitar la reproducción masiva de perros y gatos en localidades vulnerables de Bogotá. Así mismo, protegemos y acogemos casos extremos para mejorar su calidad de vida y encontrarles el hogar perfecto para toda su vida.


Fundación Alma Perruna

Misión

La Fundación Alma Perruna está transformando la sensibilidad de los corazones humanos para ayudar a contribuir con el abandono animal y los perros callejeros. Somos una guía y un ejemplo de fundación que contribuimos a transformar la vida de los animales solo con el remedio más importante: el amor.

Visión

Ser la Fundación más reconocida a nivel nacional, generando un impacto en la disminución de los perros que deambulan en la ciudad de Bogotá y otras ciudades de Colombia. Así mismo, sensibilizar y concientizar a la sociedad el significado de rescatar un perro de la calle, esterilizar y buscar un adecuado hogar.

Fundación Alma Perruna

Objetivos

Realizar jornadas de esterilización cada mes enfocándonos en las localidades más vulnerables de Bogotá (Ciudad Bolívar, Soacha, Usme, Engativa y Suba).

Darle a los perritos la mejor calidad de vida ubicándolos en los mejores hogares.

Realizar rescates por lo menos una vez al mes en las localidades más vulnerables de Bogotá.

Brindar el mejor servicio veterinario para todos los rescates de la Fundación

Realizar jornadas de adopción todos los meses.

Logo Fundación Alma Perruna